Page Nav

HIDE

Grid

GRID_STYLE

Classic Header

{fbt_classic_header}

Top Ad

Últimas Noticias:

latest

Madre e hijo resultaron gravemente heridos, cuando explotó la olla a presión.

Una lamentable situación se registró en la Ciudadela Simón Bolívar  de Ibagué, donde la familia Espinosa Barragán, quienes sin pensar se terminaron enfrentando esta emergencia, quemaduras de primero y segundo grado a la señora Jennifer Alexandra Barragán y su hijo menor Thiago Andrés Espinosa de dos años de edad.

En diálogo con La Voz del Pueblo 920AM, la señora Jennifer Barragán, entregó detalles de los hechos y afirmó que necesitan ayuda de la EPS para poder realizar sus tratamientos.

Ninguno cuenta con protección en salud y su drama aumenta por las quemaduras que les quedaron tras la explosión de una pitadora.

Lo complicado de la situación además de enfrentar las afectaciones que dejó la explosión, es que debido a la pandemia del Covid-19, el esposo de la señora Jennifer Barragán perdió su trabajo como mercader y debió recurrir al trabajo de domiciliario, sin embargo, en este empleo el señor no cuenta con un servicio de salud contributivo lo que los dejó a la deriva ya que no aparecen en el régimen subsidiado y no han podido costear la totalidad de los gastos en sus tratamientos. Cómo se menciona en dicho medio.

"Yo estaba en mi casa con mis dos hijos haciendo el almuerzo, me dirigí a la cocina y al intentar destapar la olla pitadora esta explotó y en ese momento yo reaccioné y vi a mi hijo y para evitar que él recibiera las quemaduras me puse de frente a la olla, salimos a la calle a pedir auxilio porque mi esposo no estaba en la casa porque se encontraba trabajando, un vecino no llevó a la clínica Nuestra donde pudimos recibir atención". 

Según la afectada, la situación se complicó cuando les dieron a conocer que no podían costear los gastos en la EPS para comprar los parches que ayudaran con las quemaduras, debido a que no se encontraban en ningún régimen de salud.

Trascendió que los gastos superan el millón de pesos y continúan sin recibir atención para Jennifer y su hijo Thiago quien resultó afectado en la cabeza, teniendo en cuenta que su mamá se quemó los brazos, el torso y parte de su cara.
Un SOS hace la familia Espinosa Barragán, 

quienes suplican a la Secretaría de Salud de Ibagué para que les brinden ayuda, toda vez que viven de las ayudas de la comunidad pero requieren mayor atención que permitan tratar sus heridas, pues según Barragán, están viviendo "de la caridad de los vecinos" ya que el presupuesto no les da para más debido a la situación que viven al no tener empleos estables, indicó.
Publicidad
Publicidad