Persona señalada falsamente de tener coronavirus, fue atacado a piedra, en Neiva - TV Noticias Pitalito

Lo Último

Publicidad

electri%2B2 electri%2B2 electri%2B2 electri%2B2

martes, 5 de mayo de 2020

Persona señalada falsamente de tener coronavirus, fue atacado a piedra, en Neiva

Como Erick Jonathan Sánchez Collazos, de 27 años de edad, fue identificado el hombre que hace algunas horas fue expuesto en las redes sociales y algunos medios de comunicación como un posible portador de Coronavirus.



"Me rechazan como si fuera un perro, la gente me veía y me tiraba piedras. Me veían como si fuera algo raro. Prefiero morir" señaló el joven afectado


En las publicaciones donde señalaban al hombre de ser "habitante de calle" y, además publicaban los sitios que frecuenta, aseguraban que Sánchez Collazos habría ingresado al Hospital Universitario Hernando Moncaleano Perdomo con posibles síntomas de la afección pulmonar, y que luego de practicársele la prueba este habría huido. Lo que el Centro Hospitalario desmintió por medio de un comunicado de prensa (Adjunto a las imágenes).

Está Pasando se comunicó con la familia del joven y pudo establecer que Erick Jonathan si es farmacodependiente, pero que su familia siempre está con él y que ha intentado "de mil maneras" alejarlo del mundo de la droga.

"En el proceso Erick Jonathan sufrió medidas de agresión por la ciudadanía y por las autoridades. En la detención para llevárselo a aislamiento, a mi hermano lo lastimaron. Él, acaba de salir de una intervención quirúrgica, motivo por el cual ingresó al Hospital, los agentes no tuvieron en cuenta su convalecencia y le provocaron sangrado y dolor exagerado en su abdomen", aseguró la hermana del joven agredido.
Por otro lado, la mujer, quien se muestra sumamente afectada puntualizó en que "Él lloraba diciendo que él no es un delincuente; él no roba, no mata, él trabaja para conseguir su plata".

A raíz de este incidente provocado por personas irresponsables Erick perdió su trabajo, "labor en la cual llevaba bastante tiempo".

Erick Jonathan, por medio de su hermana envió un mensaje contundente a la comunidad que lo rechazó y lastimó en medio de la confusión; "Sé que no tenía nada, ni siquiera un síntoma, entré al Hospital por un dolor de estómago. Nunca le haría daño a nadie. Si hubiera estado contagiado, hubiera preferido ser asesinado".

Finalmente, la familia del joven exige reparación y ayuda.

"Necesitamos que nos apoyen, mi hermano quiere salir de la droga. Lo hemos internado en varios centros de rehabilitación pero se tornan demasiado costosos y no podemos pagarlos. Mi hermano, al igual que todas las personas en estas condiciones son seres humanos, merecen respeto y nadie está exento de una calamidad así"

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

---
---