Page Nav

HIDE

Grid

GRID_STYLE

Classic Header

{fbt_classic_header}

Top Ad

Últimas Noticias:

latest

 

Asesinaron a su hija, después de torturarla por un dia.


En un aberrante hecho, 
una niña de tan solo tres añitos fue asesinada por sus padres, después de haberla torturado un día completo. La menor fue identificada como Ana Lívia López da Silva.

Los asesinos fueron identificados como Christopher Antony Tavares Coelho y Letícia López Fonseca, quienes atacaron y le quitaron la vida a su hija de tan solo 3 añitos,  El caso se registró en Poços de Caldas, en el estado de Minas Gerais, Brasil . 

 Leticia, quien era la madre de la niña confesó que el día anterior su pareja, Christopher, se había enojado mucho con Ana Livia porque ella se había orinado en la cama y le dio una bofetada.

 Christopher, quien era su padrastro dijo que la niña rompió el castigo y estaba jugando y brincando y con eso sentía que le había faltado el respeto.

 Leticia narra que cuando se levantó ese día a las 8:30 de la mañana, encontró a su pareja con la niña  introducida en una tina de agua fría, ya que a la niña no le gustaba el agua fría. En ese momento la estaba torturando.

La niña estaba casi desmayada pero cociente. La madre la llevó a la cama y la acostó, la niña se sentía culpable todavía por haberse orinado y haber desobedecido el castigo y con voz entrecortada dijo “Ya no lo vuelvo a hacer” y se desmayó.

 Lo que sucedió todavía fue peor, ya que ni la madre ni su padrastro la llevaron a un centro de salud. Al final de la tarde la niña empezó a mostrar signos de convulsión, dificultad para respirar, la piel morada y hasta empezó a vomitar sangre.

 En ese momento la madre asustada entonces llama a una hermana de su pareja, que al llegar a la casa, tomó a la niña de inmediato a un centro de salud que estaba solo a 100 metros de la casa.

Cuando la niña llegó al hospital los médicos se dieron cuenta que tenía hemorragia en el cráneo y costillas rotas. La niña no pudo aguantar más y finalmente falleció. La madre fue detenida en la puerta del hospital y el padrastro en la casa.

En la madrugada de este sábado 6 de marzo, Christopher Antony Tavares Coelho y Letícia López Fonseca fueron condenados a 32 y 29 años de prisión, respectivamente, por haberle quitado la vida a su hija después de haberla torturado un día completo.


No hay comentarios

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Publicidad
Publicidad