Page Nav

HIDE

Grid

GRID_STYLE
>

Classic Header

{fbt_classic_header}

Top Ad

Últimas Noticias:

latest

 

Se quedaba a dormir en su negocio porque estaba cansado de que lo robaran y los ladrones lo mataron.

 

Tras el asesinato, para el que usaron el cable de uno de los refrigeradores, los delincuentes volvieron a hurtar el local. La víctima estaba planeando su boda.

Javier Maturano tenía 38 años y había decidido quedarse a dormir en un negocio de pollos que había emprendido con su futura esposa, en Santa Cruz de la Sierra, Bolivia, porque lo habían asaltado tres veces. Los ladrones lo mataron en esta cuarta ocasión que entraron a robar.

El crimen, al parecer, fue cometido por cuatro hombres, dos de los cuales se quedaron afuera esperando a recibir lo que sus cómplices robaran.

Los otros dos ingresaron por la ventana del baño, donde estaba la víctima, que también manejaba camiones. Maturano se enfrentó a los sujetos y los ladrones lo mataron usando el cable de un refrigerador para estrangularlo. En el asalto se llevaron el dinero de las ventas del día, un televisor y otros elementos.

Tres de los presuntos criminales fueron capturados y la novia de la víctima, Medarda Soleto, reconoció a uno de ellos.

“Ese maleante iba por la tienda, yo le regalaba pollo a él. En la pierna tenía una herida”.

La familia de Maturano cree que los delincuentes son los mismos que habían robado el local antes, así como los negocios aledaños a la zona.


No hay comentarios

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Publicidad
Publicidad